27 de mayo de 2013

Entre letras y música también hay empleo


H
Hay muchos momentos de tu vida que están irremediablemente unidos a la música,  a esas canciones que nunca olvidarás y que, a riesgo de parecer un carroza, te atreves a defender ante tus amigos como si de una parte de ti mismo se tratara. Esos temas que te transportan a momentos, situaciones de tu vida que merecen un lugar en tu recuerdo, bien por la felicidad que entrañan como por la pena que esconden. Pero… ¿Pueden llegar a tener relación con el empleo?.


Fuentes composición imagen: fotolog & soundcloud

En el post anterior –he de reconocer que algo contrariado -aposté mi mejor actitud a favor de las palabras motivadoras, de los comentarios con “buen rollo” y, sobre todo, de las personas que los aportan. Porque prefiero pensar que siempre hay una solución a cada problema.

Aún recuerdo cuando era jóven (más jóven aún), que había un par de temas que los ponía a "buen volumen" antes de salir los viernes por la noche con los amigos tras una dura semana de universidad. Llegaba a sentirme capaz de todo... ¡Motivación!.

Es posible que ahora reconozcas alguno de los temas que te voy a presentar pero, tanto si es así como si no, en esta ocasión me vas a permitir que sean dos, sólo dos, y particularmente sensibles.  Sabes que hay veces que esas maravillosas canciones nos regalan perfectas melodías con letras poco adecuadas para los momentos que vives. En ese caso, ¿qué podemos hacer?. No sé cómo se me ha ocurrido pero, sin duda, a ti te lo voy a dedicar.

¿Recuerdas la canción de “El Último de la Fila” titulada “Querida Milagros”?. ¡Qué buena!. Pero es posible que me digas que si la pusiera ahora con la que está cayendo, ambos, tú y yo, nos ibamos a deprimir. Déjame entonces que te escriba una versión para momentos de crisis:

Esta mañana al salir a patrullar,
Esta mañana, cuando fui a desayunar,
hallamos muerto al soldado Adrián.
vi a un amigo en la cola del INEM.
Como manda el reglamento procedimos a buscar
Como tengo confianza yo le quise preguntar
los objetos que llevara. Sólo hallamos esta carta:
cómo él estaba en paro. Sólo hallé esta respuesta:

"Querida Milagros, llevo seis días aquí.
"Querido amigo, llevo seis meses así,
Te echo de menos, no puedo vivir sin ti.
mi empresa hizo un ERE y me quise incluir.
He visto las explosiones brillando a mi alrededor.
Yo veía pasar los días cada vez más infeliz.
Tengo miedo, no lo oculto, sólo me queda tu amor".
Tenía miedo, no me importa, sé que yo voy a salir".

"Por ahora la suerte me ha sonreído;
"Por ahora la suerte aún no ha llegado;
necesito verte, aquí no hay amigos;
pero saco fuerzas, aunque esté parado;
no estaría de más que alguien me explicara,
sigo haciendo cursos y alguna entrevista,
qué tiene esto que ver contigo y conmigo".
mucho tiene que ver contigo y conmigo".

"Querida Milagros, queda tanto por vivir.
"Querido amigo, ahora ya soy más feliz
Sería absurdo dejarse la piel aquí.
Se acerca el día de poder salir de aquí.
Querida Milagros, aún no he podido dormir.
Querido amigo, esta es mi única actitud.
Un sueño frío me anuncia que llega el fin".
Luchando y luchando, como siempre has dicho tú".

"Cuando leas esta carta háblales a las estrellas,
"Cuando me llegó el momento, ya no sé si me alegré,
desde que he llegado aquí sólo he hablado con ellas".
 me veía sin empleo y una familia a mi cargo".

"Por ahora la suerte me ha sonreído;
"Por ahora la suerte aún no ha llegado;
necesito verte, aquí no hay amigos;
pero saco fuerzas, aunque esté parado;
no estaría de más que alguien me explicara,
sigo haciendo cursos y alguna entrevista,
qué tiene esto que ver contigo y conmigo".
mucho tiene que ver contigo y conmigo".

"He visto a los hombres llorar como niños;
"He visto a la gente tan desesperada;
he visto a la muerte como un ave extraña,
que me extraña a mi mismo verme motivado
planear en silencio sobre los caminos,
sigo haciendo cursos y más entrevistas
devorar a un sol que es tuyo y es mio".
hasta ver llegar tu empleo y el mío".
 
"Querida Milagros, llevo seis días aquí.
"Querido amigo, llevo seis meses así,
Te echo de menos, no puedo vivir sin ti".
Quizás tú me digas que no puedes resistir".

"Querida Milagros, queda tanto por vivir.
"Querido amigo, lucha por sobrevivir
Sería absurdo dejarse la piel aquí".
Sería absurdo renunciar a ser feliz".

"Querida Milagros, llevo seis días aquí.
"Querido amigo, llevas muchos días así,
Muchos han muerto, casi todos morirán".
piensa que tienes que dar lo mejor de tí".

"Querida Milagros, me tengo que despedir,
"Querido amigo, me tengo que despedir,
siempre te quiere:
parado inquieto:
tu soldado Adrián”.
díselo a un tal David".


Una canción genial que me he permitido distorsionar para ofrecerte un mensaje de ánimo, ese empuje que todos necesitamos oir y que resulta tan fácil de ofrecer si te lo propones.

Hay otras opciones más fáciles, y ahí va mi segunda aportación, que es tomar una banda sonora de una de tus películas preferidas. En mi caso, se trata de un musical que aportó gran entusiasmo y ganas de sonreir a la vida. Descúbrelo ahora y, por supuesto, no olvides prestar atención a la letra.

Sobre la película


Moraleja:
                "Pon una canción en tu vida". Siempre habrá una especial para cada momento y, si no la encuentras cuando la necesitas, te quedará la opción de cambiarle la letra. Lo mismo puedes hacer con tu vida: depende de ti.


Dime, ¿Cuál es tu canción?

4 comentarios:

ESTRABINSQUI dijo...


A mí me encanta la canción de Diego Torres "Color esperanza" tiene todos los aditivos necesarios para salir de nuestra zona de confort, liarnos la manta a la cabeza y salir un día sin otro a buscar un trabajo o a poner en marcha nuestros proyectos emprendedores. "Se que las ventanas se pueden abrir
cambiar el aire depende de ti
te ayudará, vale la pena una vez más

Saber que se puede, querer que se pueda
Quitarse los miedos, sacarlos afuera
pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón

Es mejor perderse que nunca embarcar
mejor tentarse a dejar de intentar
aunque ya vez que no es tan facil empezar
Se que lo imposible se puede lograr
que la tristeza algun día se irá

y así será, la vida cambia y cambiará"

David Fernández Ojeda dijo...

Gracias, ESTRABINSQUI, la actitud es vital con los tiempos que corren y, ene efecto, tu propuesta está llena de la mejor de ellas.
Saludos!

José Aº Carrasco dijo...

Me parece una buena idea. Tener una buena canción en la cabeza te motiva y de da fuerzas para continuar. Yo dejo para grandes ocasiones BORN TO RUN del BOSS.

David Fernández Ojeda dijo...

Gracias, José Antonio.

Mejor aún: una canción para cada ocasión... ¿Qué te parece?. Por cierto, buena elección la tuya.

Saludos.
(David F.)