30 de junio de 2015

Ocho apellidos castos

P
Posiblemente, desde bien pequeño, tu apellido ha sido para ti algo más que una palabra, quizás todo un signo de distinción que, en los casos más ilustres, anteponen el rancio abolengo allá por donde van -aunque he de decir que esto cada vez se valora menos- y, en los más comunes, se limitan a ser una combinación más o menos compleja de palabras que, en la mayoría de los casos, no hace tener un nombre exclusivo pues siempre se entera uno de que hay no sé cuantos sujetos con idéntico nombre.

Pero más allá de los nombres y, en consecuencia, de los apellidos, debo decir que lo realmente es la persona que hay tras ellos, los valores que los patriarcas han sabido transmitir a lo largo de las generaciones e, indudablemente, los conocimientos y las tradiciones que han sabido generar y mantener. Pues sí que dan de sí los apellidos, su etimología y significado... Hasta el punto de abrir una puerta al estudio en profundidad, la Heráldica, en el que no sólo se valoran y estudian los orígenes de los mismos sino mucho más. Pero, a decir verdad, estas líneas, a modo de introducción, pueden servir, pero no definen el tema que deseo abordar que, como podrás comprobar a continuación, va más lejos de un mero estudio etimológico de tu apellido.



Me llama poderosamente la atención lo que es capaz de esconder una persona y, no precisamente, detrás de un apellido máso menos sonante. Me gustará, sin duda, conocer a la PERSONA con mayúsculas, esa que deja huella, esa misma que es capaz de proyectar sus cualidades en los demás y que vence al miedo de brillar con luz propia mostrando la mejor versión de sí mismo en cada momento, esas mismas que tú denominas como "auténticas".

En ese sentido, se me ocurre -y por qué no- ponerle apellidos a todos ellos y, con tu ayuda, creo que podremos dar sentido al bautizo virtual de muchas personas de verdad y a despertar a muchas otras que desearán pertenecer a cada familia, a llevar consigo cualquiera de estos apellidos que me atrevo a adelantar y, contados, anticipo nada menos que OCHO:

Creatividad · Sormena. Apellido ilustre donde los haya, no se caracteriza por ser una estirpe muy extensa aunque cada miembro ha sabido aportar gran valor a cada momento de su familia con gran éxito. 

Proactivo · Proaktiboa. Se habla de ellos que saben hacer brillar sus ideas en cada momento en beneficio de todos, que comprenden la importancia de necesitar una mejora constante a todos los niveles.

Generosidad · Eskuzabaltasuna. De ellos, se dice que engloba lo mejor de todos los apellidos y que es la razón de muchos para dar mayor valor a la vida misma y, por supuesto, a las personas. Es la familia en la que todos desean entrar pero no es tan fácil como muchos piensan.

Fuerza · Barne-Indarra. Es aquélla que se necesita en los momentos difíciles, la que saca de apuros, la que te ayuda a dar el primer paso hacia tus objetivos.

Actitud · Jarrera-Positiboa. Tras el primer paso, los que honran este apellido, son aquéllos que aportan lo mejor de sí mismos en cada momento y extraen de cada situación lo más positivo para empujarles en ese duro viaje de la vida.

Humildad · Apaltasuna. Aunque no es un apellido muy frecuente, sí se considera de alto abolengo, si bien es cierto que algunos lo miran con cierto desdén. A mí me resultan muy válidos.

Especialista · Espezialista. Todos ellos suelen tener un afán por ser el mejor de su familia y eso les lleva a una constante y necesaria puesta al día de todos sus valores. Gusta mucho a ciertas personas.

Innovador · Berritzaileak. Un apellido tan antiguo como valioso en la historia de nuestro país y reservado a personajes que han sabido dar otra visión de las cosas en momentos que, inicialmente, no correspondían. Hablan de ellos que algunos eran visionarios.

Competitivo · Lehiakorra. Sin duda, los más combativos, un ejemplo de honor y de superación que les ha llevado en cada momento a hacer lo necesario para que su estirpe destacara en la medida de lo posible, no tanto por su linaje, sino por sus logros. 

Ilusionado · Hunkituta. Una familia siempre envidiada y que destacó siempre por su carácter altruista pues dio entrada en sus dominios a todo aquél que se comprometiera a creer que cada sueño puede ser el preludio de una realidad.


Como ves, unos apellidos -ocho, concretamente- que más de uno quisiera cruzarse en su camino y de los que todos podríamos aprender mucho, mucho... 

Eso sí, te diré que no creo en tópicos y que, sin duda, no conozco a ningún vasco mejor que un andaluz, ni andaluz superior a ningún vasco. Hay personas y formas de pensar diferentes para llegar un mismo objetivo que bien podría resumir en dos palabras: SER FELIZ.

¿Qué apellido añadirías a la lista?
Vocablos euskera extraídos de Google translator